Comida frances    

 

 

  • Saludos

Los franceses cuando se cruzan con un vecino lo saludan diciendo "Bonjour", o "Comment allez-vous?" (¿cómo estás?).

 

  • Presentaciones

Para presentaciones informales es costumbre darse tres besos (los hombres se presentan dandose la mano, pero a veces se saludan entre amigos también dandose tres besos). Hay que empezar por la mejilla izquierda si no quieres crear confusión, ¡no te equivoques!.

 

  • Fiestas privadas

Cuando se va a una fiesta privada o reunión social, se acepta cierto retraso (de 15, 20 minutos). Esto no significa que haya que retrasarse, sino que se da un cierto tiempo de gracia; un retraso mayor, injustificado, estará mal visto. Cuando hemos sido invitados a una casa, debemos traer algún detallito: dependiendo de la ocasión puede ser unas flores, unos pastelitos, un juguete para el niño o una botella de vino.

 

  • En la comida

La cultura gastronómica francesa es una religión para los franceses. No se toman aperitivos o comidas previas al almuerzo o a la cena, ya que consideran que se estropea el sabor de los alimentos principales. Les gusta charlar en la mesa. Al acabar la comida se tomará café, copa y, si la ocasión lo merece, un cigarro (siempre que estemos en una zona para fumadores).

 

  • Salidas nocturas

Los franceses no se quedan en casa, les gusta salir: tanto en salidas culturales a cines, teatros o conciertos, como salidas de ocio a cenar, a beber o a la discoteca. Los bares abren hasta bastante tarde... pero si se quiere continuar la marcha, no faltan discotecas (suelen ser de pago con consumición incluida).

 

  • Propinas

Se puede dejar propinas a un dependiente del hotel, al acomodador del cine, en el guardarropa, etc. Los taxistas también suelen esperarse un 10%. En cambio, en los hoteles y restaurantes no es necesario, porque ya cobra en la factura entre un 10% y un 15% en concepto de servicio. Ni no se ha quedado satisfecho debemos expresarlo claramente.

 

  • En los negocios

Los franceses se presentan con un apretón de manos, energico pero no agresivo. Se valora mucho el vestir bien y con estilo; llevar trajes con un mal corte, zapatos o calcetines inapropiados, etc., crearán una imagen de poca profesionalidad. En los negocios son bastante serios: quieren ver datos, cifras e informes y discutirlos antes de tomar decisiones precipitadas.