Conduccion por Bélgica    

 


Viajar en coche por Bélgica (en vehículo propio o alquilado), te da la posibilidad de separarte de las rutas turísticas más comunes. Las ventajas son obvias: Bélgica es un país intenso, con muchos lugares recónditos que solo se pueden visitar en coche, pequeños pueblos donde comer, paisajes, ruinas, fábricas para hacer fotografías, etc.
Conducir por Bélgica no debería ser ningún problema: los belgas son conductores educados y, las carreteras y autopistas son buenas y gratuitas.

 

CONDUCIR EN BÉLGICA: DOCUMENTOS NECESARIOS



- Si eres ciudadano europeo, es válido el carné de conducir de tu país. Si procedes de otro continente, es obligatorio (teóricamente) llevar el permiso internacional de conducir.

- Si viajas con coche propio, no te olvides de los documentos de propiedad del automóvil. Comprueba, además, que tu seguro posee la carta verde internacional (que te cubra en este país).

 

 

REGLAS DE TRÁFICO EN BÉLGICA


 

- Es obligatorio el uso del cinturón de seguridad para todos los pasajeros. Los niños menores de 12 años (o aquellos cuya altura sea inferior a 1,35 m) deberán ir en un asiento especial homologado para su edad.

- Obligatorio el uso de luces para motocicletas. En el caso de los coches, no es obligatorio su uso durante el día, aunque está recomendado..

- Las limitaciones de velocidad son: 120 km/h en autopistas, 90 km/h en carreteras y 50 km/h al cruzar ciudades o pueblos. En zonas de colegios, hospitales, iglesias, etc., la velocidad debe ser reducida hasta 30 km/h.

- Límite de alcoholemia es del 0,5 gramos por litro de sangre. El superar esta cifra supone la paralización del vehículo, retención temporal de la licencia y multa de hasta 2.500€. En los casos más graves puede llevar a la suspensión de licencia e incluso cárcel.

- Obligatorio llevar en el coche un extintor de incendio, el chaleco reflector y un triángulo de señalización de avería.



CONDUCIR EN BÉLGICA: CONSEJOS PARA QUIENES VIAJAN EN COCHE


 

- Bélgica (y la zona del Benelux en general), está muy densamente poblada, con muchas autopistas, desviaciones, salidas, etc. Por eso, si no eres un conductor experimentado, es recomendable planificar la ruta antes de salir o llevar un navegador.

- En las ciudades no es facil aparcar. Lo mejor es buscar hoteles con parking y dejar el coche cuando se visite el centro de las ciudades.